Quejumbre

pájaro en mano: pedro garcía lorente

©Pedro García Lorente: Pájaro en Mano

Quejumbre

___________________________

Nadie se percata de la tórrida presencia

Gesto que saquea y desordena

 

Nada colma la oquedad

de las nupcias-nunca-consagradas

la agitación dolorosa de los partos

las hambres y sus guerras

 

Nunca reaparece la inocencia imprudente

oculta en las líneas de mis manos

velada por todos los errores cometidos

desde tempranas inconsciencias

 

(cuántos años ¿? cuántas vivencias

configuran la luz de la consciencia)

 

Mi habitación está fría y yo -sin embargo-

hiervo a cuarenta grados

sudo y vomito

Purgo así mis pecados incontables

de pájaro ciego – pájaro errante – pájaro sediento

 

Nadie escucha el seco rumor del hartazgo

ni siquiera yo misma

que ya no importa

que es solo el temor

infantil y nocturno agudizado

 

Por cada lámpara apagada

una alucinación me persigue:

 

Solo distingo mi sombra de rota marioneta

 __________________________________________________

 ©Rosa María Ramos: Cronología de la Fatiga

Anuncios

AHORA LO SÉ

©Pedro García Lorente: Caracola

©Pedro García Lorente: Caracola

_____________

AHORA LO SÉ

He mirado

con impecable detenimiento

la piel de suaves

y finas grietas

Hay

sobre su dura epidermis

un lápiz-punta-gruesa

que sombrea los destinos

Hoy

he descubierto su oráculo espiral

me ha revelado el futuro

de la tierra y los mares

de cinco continentes

Ahora entiendo

por qué me obsesiona

la concha del   caracol

______________

©Rosa María Ramos Chinea

Ninguna morada me acoge

fábrica de pan

©Pedro García Lorente: Fábrica de Pan

Quién soy

si no puedo asirme a ninguna tierra

porque ninguna es mía

como hubiese querido el corazón

 

He renunciado a todos mis espacios

aquellos donde nacieron mis días

donde crecieron

como lobos solitarios y hambrientos

 

Quién soy

si no tengo casa

si ninguna morada me acoge

y no existe pared donde colgar los retratos

ni gaveta para el reposo de las cartas

                                                  

Adónde voy ahora

si ya nada me conmueve,

y la vida toda se resume

en imágenes sueltas

Laberintos

que no dan con el amor ni la verdad

Imposturas

Caretas agrietadas

sobre rostros conocidos

desde los ojos

hasta la comisura de los labios.

 

Quién me auxilia

Quién brinda refugio

para guarecer el ánimo amedrentado

 

Qué ala me volará al lugar remoto

donde residen los ángeles

cuando no velan nuestros sueños

 

Quedarme allí

en el rumor de la penumbra

donde se cumplieron todas las promesas

©Rosa María Ramos Chinea