Ninguna morada me acoge

fábrica de pan

©Pedro García Lorente: Fábrica de Pan

Quién soy

si no puedo asirme a ninguna tierra

porque ninguna es mía

como hubiese querido el corazón

 

He renunciado a todos mis espacios

aquellos donde nacieron mis días

donde crecieron

como lobos solitarios y hambrientos

 

Quién soy

si no tengo casa

si ninguna morada me acoge

y no existe pared donde colgar los retratos

ni gaveta para el reposo de las cartas

                                                  

Adónde voy ahora

si ya nada me conmueve,

y la vida toda se resume

en imágenes sueltas

Laberintos

que no dan con el amor ni la verdad

Imposturas

Caretas agrietadas

sobre rostros conocidos

desde los ojos

hasta la comisura de los labios.

 

Quién me auxilia

Quién brinda refugio

para guarecer el ánimo amedrentado

 

Qué ala me volará al lugar remoto

donde residen los ángeles

cuando no velan nuestros sueños

 

Quedarme allí

en el rumor de la penumbra

donde se cumplieron todas las promesas

©Rosa María Ramos Chinea

Amnesia

Fotografía de la obra del artista Francisco Javier Arteaga

Amnesia

 
            Σώμα, θυμήσου όχι μόνο το πόσο αγαπήθηκες,
            όχι μονάχα τα κρεββάτια όπου πλάγιασες,
            αλλά κ’ εκείνες τες επιθυμίες που για σένα
            γυάλιζαν μες στα μάτια φανερά…
                                               Κωνσταντίνος  Καβάφης

Cuerpo, olvida

Sella tu epidermis

los ojos, los tímpanos

Alíviate de heridas

rasguños y fisuras

 

Amnésiate, cuerpo, anestésiate      

No más esgrimir puños

probar placeres

 

Cuerpo,  duerme

Saliva tu lengua y calla

No te concedas, ni siquiera

El deleite transitorio de un sueño

 

©Rosa María Ramos Chinea

El Ser Reina

Medallón

Medallón: Pedro García Lorente

El Ser Reina

Rosa María Ramos Chinea

_____________________________

No se corre ni tampoco se huye

porque la nada no es

perseguible – encerrable

extraditable – esclavizable

Látigos y vendas y mordazas son

artilugios de desecho que yacen

ocultos en olas de vapor

Aviones oxidados

muestran sus compuertas abiertas

trenes de aterrizaje

incrustados en el asfalto

de aeropuertos fantasmas

cascos y chalecos y botas pesan

lo que pesa una pluma

No hay combate ni armas que defiendan

ni colmillo encajado en piel alguna

el yo y el usted

Imperceptibles

Como imperceptibles las líneas

fronterizas de cada continente

Como ausentes los rigores

de antiguas escrituras

y normas obsoletas

mandatos rotos

constituciones deshojando leyes

La pieza de rompecabezas

encaja a la perfección

en el sosiego de los mares

El punto invisible respira

al son del universo

Nadie gobierna

Rige el silencio

El ser reina

cerradura

Cerradura: Pedro García Lorente

Sagrado Sacramento

<strong><em>camila y sus abalorios: pedro garcía lorente</em></strong>

camila y sus abalorios: pedro garcía lorente

SAGRADO SACRAMENTO

Rosa María Ramos Chinea

__________________________________________________

Las letras se topan con mis dedos

empeñadas en narrar

(lo que mis ojos han visto)

(lo que han olvidado)

 

Escenas como retratos

de niños uniformados

transeúntes apurados de avenidas

jóvenes pisando impunes el césped

-esquivando bicicletas y motores-

 

Pero el poema

debajo de las yemas de mis dedos

no se deja conseguir

quiere a toda costa celebrar

finales felices denunciar

delitos humanos mostrar

trascendentales tragedias provocar

deseos

 

En fin

Se vuelve ruego que se hace de rogar

Cadena perpetua de flores

Arco de flecha disparada a matar

Jeroglífico acertijo secreto misterio

Aparición deshilachada

que te empeñas en zurcir

Con agujas cínicas

-Hilos de torbellino-

 

He querido profesar su religión

desde la infancia

dando vueltas de trompo hasta marearme

Y a día de hoy

 -Para mi grave desdicha-

 Sigo sin sospechar su sagrado sacramento

 —————————–

 SACRED SACRAMENT

Traducción de Anna Maria Zia

 __________________________

They meet my fingers

The letters

Determined to tell

(What my eyes have seen) 

(That which they’ve forgotten)

 

Scenes like portraits

Of uniformed children

Flood rushing passers of avenues

Youth unpunishingly stepping on the grass

-dodging bicycles ducking motors-

 

But the poem

Beneath my fingertips

Does not allow itself to be held

Instead it craves to celebrate

Happy endings denounce

Human wickedness unfold

Crucial tragedies provoke

Telluric longings

 

After all

It becomes a prayer asking to be prayed

Everlasting flower sentence

Bow of an arrow for the sacrifice

Hieroglyphic riddle secret mystery

Frayed specter that you insist on darning

With cynical needles

-Vortex of threads-

I ached for professing your religion since my early years

Spinning like a top until dizzy

And to this very day

-To my grave misfortune- 

I’m still unaware of your sacred sacrament