Quejumbre

pájaro en mano: pedro garcía lorente

©Pedro García Lorente: Pájaro en Mano

Quejumbre

___________________________

Nadie se percata de la tórrida presencia

Gesto que saquea y desordena

 

Nada colma la oquedad

de las nupcias-nunca-consagradas

la agitación dolorosa de los partos

las hambres y sus guerras

 

Nunca reaparece la inocencia imprudente

oculta en las líneas de mis manos

velada por todos los errores cometidos

desde tempranas inconsciencias

 

(cuántos años ¿? cuántas vivencias

configuran la luz de la consciencia)

 

Mi habitación está fría y yo -sin embargo-

hiervo a cuarenta grados

sudo y vomito

Purgo así mis pecados incontables

de pájaro ciego – pájaro errante – pájaro sediento

 

Nadie escucha el seco rumor del hartazgo

ni siquiera yo misma

que ya no importa

que es solo el temor

infantil y nocturno agudizado

 

Por cada lámpara apagada

una alucinación me persigue:

 

Solo distingo mi sombra de rota marioneta

 __________________________________________________

 ©Rosa María Ramos: Cronología de la Fatiga

Anuncios

Punta Hueca

Piloto: Autorretrato de Pedro García Lorente

Punta hueca

La rojez de su boca

muerde el aire – succiona el agua

y un artilugio loco

inusual

como bala de punta hueca

se presiente en la garganta

Traga la saliva salobre

óxido baboso atascado

en la glotis impúdica

El grito hecho nudo

cuando late la argolla

enroscada en su laringe

© Rosa María Ramos

AHORA LO SÉ

©Pedro García Lorente: Caracola

©Pedro García Lorente: Caracola

_____________

AHORA LO SÉ

He mirado

con impecable detenimiento

la piel de suaves

y finas grietas

Hay

sobre su dura epidermis

un lápiz-punta-gruesa

que sombrea los destinos

Hoy

he descubierto su oráculo espiral

me ha revelado el futuro

de la tierra y los mares

de cinco continentes

Ahora entiendo

por qué me obsesiona

la concha del   caracol

______________

©Rosa María Ramos Chinea

Amnesia

Fotografía de la obra del artista Francisco Javier Arteaga

Amnesia

 
            Σώμα, θυμήσου όχι μόνο το πόσο αγαπήθηκες,
            όχι μονάχα τα κρεββάτια όπου πλάγιασες,
            αλλά κ’ εκείνες τες επιθυμίες που για σένα
            γυάλιζαν μες στα μάτια φανερά…
                                               Κωνσταντίνος  Καβάφης

Cuerpo, olvida

Sella tu epidermis

los ojos, los tímpanos

Alíviate de heridas

rasguños y fisuras

 

Amnésiate, cuerpo, anestésiate      

No más esgrimir puños

probar placeres

 

Cuerpo,  duerme

Saliva tu lengua y calla

No te concedas, ni siquiera

El deleite transitorio de un sueño

 

©Rosa María Ramos Chinea