©Rosa María Ramos Chinea. DELIRIOS DE ORILLA. Ediciones Aguere. 2015

“No hay flores en la mesa solamente este lecho a la luz de los cirios y el roce que tanto envenena Pájaro mío Infiel caracol Escarabajo: Sólo sé dar vueltas contigo Trompo de mi destino”

Ninguna morada me acoge

Quién soy si no puedo asirme a ninguna tierra porque ninguna es mía como hubiese querido el corazón   He renunciado a todos mis espacios aquellos donde nacieron mis días donde crecieron como lobos solitarios y hambrientos   Quién soy si no tengo casa si ninguna morada me acoge y no existe pared donde colgarSigue leyendo “Ninguna morada me acoge”